Las bolas chinas consisten en una o dos bolas pequeñas con otra bola más pequeña en el interior (que provoca vibración) y unidas entre sí con una pequeña cuerda en el extremo.

Consejos para facilitar el uso de las bolas chinas

Utilizar nuestras bolas chinas es muy sencillo. Ponemos un poco de lubricante en la punta de la primera bola y la insertamos en la vagina en la posición que nos resulte más cómoda, las dos bolas deben quedar detrás del músculo. Parecen muy grandes cuando los ves, pero se pegan sin ningún problema. Cuando nos ponemos de pie, la gravedad hace su trabajo y las bolas tienden a caer. Contraeremos inconscientemente el músculo para evitarlo, y de esta forma ya estamos “tensando” nuestro suelo pélvico.

Si no podemos con ellos, podemos practicar tumbados. En la cama, boca arriba, tiramos del hilo de extracción con una mano, intentando con los músculos que no se salga. Es una especie de pulso con nosotros mismos que nos ayuda a fortalecer los músculos hasta que se puedan mantener sin problemas.

Cómo colocar las bolas chinas

La posición para colocarlas no importa, se recomienda colocarlas con las rodillas y las caderas flexionadas. Deben colocarse al final de la vagina como un tampón. Otra opción es colocarlos en posición vertical, con un pie elevado sobre un taburete para poder llegar fácilmente a la entrada de la vagina, e introducirlo siempre del todo. Si es necesario, aplique algún lubricante a base de agua para facilitar la inserción. Nunca debe doler insertar una bola china, si duele puede ser demasiado grande o los músculos del suelo pélvico están hipertónicos con demasiada tensión muscular. Por ello, su uso siempre debe ser supervisado por un fisioterapeuta.

Realmente podrían ser utilizados por cualquier mujer sana que tenga un mínimo de tono y fuerza en los músculos del suelo pélvico. Este último sólo puede conocerse después de una evaluación funcional. Si una mujer tiene hipotonía (tono bajo) de sus músculos y comienza a usar las bolas chinas, seguramente se le caerán y su situación empeorará. Se recomienda su uso:

¿Qué son las bolas chinas y quién puede utilizarlas?

Este maravilloso invento, también conocido como bolas de ben wa o bolas de geisha, consiste en una o más bolas ensartadas y conectadas por una cuerda. Estas pelotas suelen variar en peso, tamaño y material, e incluso pueden incluir pelotas más pequeñas para estimular el movimiento.

El objetivo de las bolas chinas es insertarlas en la vagina para ayudarte a contraer y aflojar, fortalecer y tonificar los músculos del suelo pélvico con facilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *