A la hora de sustituir el cordón de una persiana, es habitual tener dudas sobre la longitud que debe tener el nuevo cordón para que el mecanismo funcione correctamente.

Para calcular cuántos metros de cinta son necesarios para una persiana, existen varias opciones:

Herramientas para cambiar las correas de la persiana

A la hora de cambiar las correas, principalmente necesitamos tres herramientas para nuestra persiana:

  • cinta de persiana nueva
  • destornillador (por si lo necesitamos para quitar la tapa)
  • tijeras
    • Materiales necesarios

      • Cuerda para persiana enrollable: Puedes encontrarla en nuestra zona de recambios para persiana enrollable. Se recomienda elegirlos al comprar entre 4 y 6 metros de largo. También puede medir el anterior y usarlo como referencia.
      • Destornillador: Este es útil para el proceso ya que necesitamos quitar y agregar tornillos para quitar las partes y hacer la modificación.
      • Tijeras: es posible que deba quitar una sección de cuerda que no cabe en la ranura de la persiana.
      • Plato Decorativo: Puedes colocarlo si el anterior también estaba en mal estado; De esta manera el trabajo será más limpio.
      • Tornillos: para sustituir los antiguos y evitar más problemas.

      Motivos por los que se rompe una cinta de persiana

      Los motivos por los que una cinta de persiana puede envejecer tienen que ver principalmente con el desgaste por uso y mala colocación. Las razones más comunes son:

      • Vespa en mal estado. La cinta pasa por un rodillo que se encarga del correcto movimiento de enrollado y desenrollado. Si esta parte está dañada, la correa rozará y se desgastará rápidamente.
      • Mala alineación. Si los elementos responsables del movimiento de la persiana están desalineados, la cinta rozará contra el rodillo y eventualmente se romperá. Es más habitual en grandes ventanales con grandes persianas, ya que subir y bajar la persiana puede mover algún elemento.
      • Frotar el resorte de la pinza. Las persianas externas de los cajones evitan que la cinta golpee el marco, pero si el resorte tiene rebabas o roza contra él, habrá fricción que puede hacer que la cinta se rompa.
      • Poleas o poleas dañadas. Estos elementos son los encargados de hacer que la cinta se enrolle cuando se sube la persiana y si se rompen provocan daños en la cinta hasta dañarla por completo.
      • Frotamiento anómalo de la correa. En el caso de que la cinta no corra perfectamente y roce con algún elemento, se irá rompiendo gradualmente hasta desgarrarse.

      Cuando la persiana baja sola

      Esto sucede porque el gatillo no sujeta eficazmente la correa que tiene que pasar por la abertura del gatillo cuando cerramos la lengüeta o correctamente conectado por donde la cinta pasa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *