Este turbante requiere un chal delgado y estrecho, lo que significa poca cobertura. Es una gran solución si quieres dejar que tu cabeza respire un poco durante los calurosos meses de verano.

Cómo hacerlo:

En una cola de caballo

Coloca el borde doblado de la bufanda contra la nuca con el triángulo en punta apuntando hacia tu cara. Si está recibiendo tratamiento contra el cáncer hoy, no está solo. El diagnóstico puede ser abrumador debido a la quimioterapia y los posibles efectos secundarios, como pérdida de cabello, cambios de humor e incluso fatiga.

Las bufandas son quizás el complemento de moda más versátil y mágico del armario femenino. Si sufre pérdida de cabello, probablemente sea importante entender cómo ponerse un pañuelo en la cabeza después de la quimioterapia para sentirse bella durante todo el proceso. Es una de nuestras formas favoritas de llevarlo porque es mucho más original. Todo lo que tienes que hacer es envolverlo en una cola de caballo y trenzar los extremos junto con tu cabello. Es el lugar más común donde se lleva, pero actualmente no solo se transporta sin más o más enrollado. Puedes llevarlo mirando hacia adelante o anudarlo en el busto y dejar que las puntas caigan hacia adelante al más puro estilo marinero.

Sombreritos para dormir

También existen estos sombreritos que cumplen su particular y muy importante función, como es la de conciliar el sueño. ¿Sabías que alrededor del 25% de la temperatura pasa por nuestras cabezas? No te preocupes porque no te congelarás, como decíamos, hay soluciones para todo. Gorros de fibra de bambú, súper suaves… ¡¡Hasta puedes usarlo para que sea más cómodo en casa!!

Thymuskin® Forte System para complementar el cuidado del cuero cabelludo durante la quimioterapia.

Este sistema es bastante nuevo pero gracias a tu lectura vamos adquiriendo más conocimiento al respecto, lo mismo sucede con el gorro de enfriamiento o el gorro de hipotermia. Es necesario que lo sepas y puedes decidir si usarlo o no, pero sin información no puedes decidir.

Vayamos al grano. Elserum y el champú Thymuskin® se han estudiado en más de 1.000 personas en clínicas de dermatología y universidades médicas en personas que sufren de alopecia, tanto inducida (por ejemplo, por quimioterapia) como debida a predisposición genética. No tiene efectos secundarios y es seguro de usar en pieles secas, sensibles como las que se someten a un tratamiento contra el cáncer. No contiene parabenos, siliconas ni bovinos (sin ingredientes animales).

¿Turbantes/pañuelos de bambú o algodón? ¿Con o sin elástico? …

ERROR NÚMERO 1, evita tiendas especializadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *